La revolución de los humildes (IV) – la Sabiduría del Alma

¿Qué es el Alma? ¿Cuántas veces has oído hablar sobre el Alma? y ¿cuántas veces te has planteado que será eso del Alma? Bien, hoy te propongo que hagamos una reflexión al respecto. Esto no quiere decir que yo esté en posesión de la verdad ni mucho menos, tan solo intento explicar el concepto de lo que para mí es y representa el Alma y la sabiduría que ésta contiene.

El Alma, ¿qué utilidad crees que puede tener? ¿En que parte de tu cuerpo podrías almacenar las experiencias vividas?, o mejor aún, si no crees en la reencarnación, tu vida se limita a nacer y morir sin más, con lo cual, el Alma o algún otro mecanismo de almacenaje de nuestras experiencias no tendría ningún sentido.

El Alma tan solo se justifica para aquellos en los que creemos en la evolución de la especie humana, por lo que todas nuestras experiencias deberían complementar de algún modo u otro nuestra experiencia actual, aportándonos de una manera sutil, recuerdos de lo que serían estas experiencias pasadas, ayudándonos así a despertar nuestra capacidad de comprensión de todo aquello que experimentamos.

Imagínate que hoy estas ante un comité de examen para poder acceder a un grado superior, ¿de qué manera responderás a las preguntas que este examen te pudiese plantear? Simplemente deberás recordar todo lo que en el pasado estudiaste y experimentaste.

El Alma es lo mismo, en ella se archivan todas las experiencias vividas, luego ¿de donde extraerías la sabiduría de las experiencias que tus vidas pasadas trajeron para ayudarte a progresar en ese camino hacia lo que sería subir a otro nivel superior?

El Alma puedes pensar que no tiene voz, pero es del todo incierto. El Alma tiene voz y esta se comunica con nosotros a través de la intuición, lo que en cierto modo llamaríamos la voz de la consciencia.

¿En cuantas ocasiones has tenido que realizar una acción y el primer impulso que has tenido ha sido totalmente opuesto a lo que debías realizar y una vez realizada dicha acción ésta te ha llevado al fracaso más estrepitoso? Simplemente el Alma te estaba alertando de que tu mente te iba a poner a prueba. También podrías llamarlo la voz de tu consciencia que te estaba alertando, para los hechos es exactamente igual.

Pasemos a nuestra experiencia actual o nuestra vida actual, ¿cuantas veces no has necesitado una respuesta que te aclarase qué dirección tomar en un momento puntual de tu vida? Generalmente has recurrido al consejero de turno, un amigo, un familiar, o a aquel que todo lo sabe.

Sinceramente creo que con esa actitud tan solo estas mostrando tu fragilidad, tu desconfianza, ya que no confías en esa capacidad que como humano te otorga el poder experimentar libremente sin que los errores representen carga alguna, porque siempre existe la posibilidad de rectificar, ¿o acaso no recuerdas el significado del libre albedrío? Deberíamos confiar más en nosotros y pedir ayuda a esa fuente de sabiduría que representa el Alma.

Hoy te invito a que confíes más en ti y pongas en práctica el hábito de que busques las respuestas en tu interior y no tanto en el exterior. Además, la posibilidad de ser inducido o manipulado se esfuman con esta práctica.

La evolución no es cosa de una vida, la compresión del Todo necesitas más tiempo, por eso lo experimentado por nosotros a título individual debe ser archivado en un lugar u otro. Por eso cuando nacemos de nuevo las experiencias vividas en vidas pasadas regresan con nosotros.

Podríamos comparar al Alma como nuestro disco duro en el cual podemos buscar aquello que hemos ido almacenando a lo largo de los años.

Si compartes que esto es posible y medianamente lógico, francamente creo que hoy puedes haber encontrado una fuente de información auténtica en la cual se haya todo aquello que pudieras necesitar para evolucionar desde la autenticidad y de una manera artesana, creando así una relación íntima entre tú y tu Alma, pudiendo así desenvolverte en este mundo complejo con total autenticidad, sin la probabilidad de que otros pudieran asesorarte en función de su estado de humor, autoestima, etc.

Confía en tu Alma, esta es la interlocutora de tu Plan Divino, es decir, aquello que has venido a desarrollar y que forma parte de tu compromiso con Yo Superior.

Si deseas cumplir tu compromiso desde la sabiduría, el respeto y la perfección, sencillamente confía en tu Alma.

Siri Prakash (Blas Martin)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *