La revolución de los humildes (I) – la Honestidad

Hoy te planteo una reflexión, ¿eres honesto/a? te pido por favor que reflexiones y responde honestamente. ¿Te has planteado alguna vez esta cuestión? para ti ¿qué significado tiene ser honesto? Creo que deberíamos reflexionar qué grado de honestidad empleamos con respecto a la vida en sí, o mejor aún ¿eres transparente o bien muestras un personaje que has ido creando con el paso de los años? Puedes pensar hoy que tu vida es correcta o bien te has ido adaptando a la sociedad en función de las vicisitudes que se han ido presentando ante ti, pero ¿qué grado de valentía has empleado para ser tu mismo/a experimentando y decidiendo libremente cómo actuar y cómo vivir? No se trata de juzgar ni tan siquiera del plantearse si lo que hacemos está bien o mal, tan solo detectar nuestro grado de pureza en esta experiencia que es la vida en sí, experimentada con consciencia y en el máximo nivel de valentía y transparencia.

Cuantos hoy en día afirmamos de que nuestra vida no vale nada, solo vemos sufrimiento y oscuridad. Posiblemente tú hubieses hecho algo mas por ti, pero crees que la sociedad en la que vives te ha arrastrado hacia este mundo conflictivo y de caos. Quizás no tuviste el valor suficiente para parar en seco, apearte de ese tren en el que viaja la mayoría, y hacer tu camino a pié.

Considero que este es el momento del cambio, un cambio que en principio debes desarrollar de manera individual, ya que tan solo eres dueño y señor de tu vida y no de la de otros. Si intentases crear seguidores a tu forma de pensar o de vivir, sencillamente te convertirías en un perfecto hipócrita, porque si bien la vida es algo que experimentamos individualmente, ¿cómo podemos querer vivir por otro o que otro viva por ti?

Nacemos solos y así moriremos. La individualidad no es algo que nos aleje de nuestro prójimo, sino más bien todo lo contrario. Vivir respetando esa ley primordial (libre albedrío). Como director de ti vida tú decides cómo y cuándo actuar. Jamás debes permitir que otros decidan por ti.

Quizás resulte mas fácil aliarse con alguna de las muchas filosofías que existen en estos tiempos,  prácticamente respetando los principios y las directrices de dichas filosofías, tan solo debes seguir el camino que te marquen, pero ¿es esta actitud una cobardía? o ¿no tienes el valor suficiente para crear tu propia filosofía basada en la honestidad y en la transparencia?

Esta es para mí la era de los valientes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *